Haberes no imponibles

Los haberes no imponibles son los que se encuentran exentos de descuentos previsionales ya que no son considerados remuneraciones.

Al respecto, hay que tener presente que el Inciso 2 del Artículo 41 del Código del Trabajo, define como prestaciones no remuneracionales las “devoluciones de gastos en que incurra el trabajador”. En otras palabras, se trata de las asignaciones que percibe el trabajador para compensar los costos en los que incurre para llevar a cabo su labor. Entre estos haberes suelen encontrarse principalmente los siguientes:

  • Asignaciones de movilización
  • Asignaciones de colación
  • Reembolso de gastos
  • Asignaciones familiares determinadas por la ley

Existen otros tipos más, pero en las Comunidades no suelen otorgarse, como por ejemplo viáticos, asignación por pérdida de caja o desgaste de herramientas.

Cabe señalar que para considerar estos ingresos como no imponibles, las asignaciones deben ser gastadas en aquellas cosas para las que fueron destinadas. Además, tienen que conservar una relación entre “razonabilidad y prudencia en el monto”, especialmente en casos como la movilización y la colación.

Los montos de estas asignaciones debe corresponder al costo real que le impliquen al trabajador en el desempeño de su trabajo.

Para ejemplificar mejor, ¿Cuál es el monto máximo que se puede pagar por asignación de colación?
La ley no obliga al empleador a pagar al trabajador una asignación de colación, así que su pago dependerá del acuerdo individual o colectivo al que lleguen la Comunidad y el trabajador. La ley tampoco establece un monto máximo que pueda pagarse al trabajador por asignación de colación, pero considerando su objetivo, es decir ayudar al trabajador a que financie total o parcialmente sus gastos de alimentación mientras trabaja, debe entenderse que no puede exceder de lo razonable. Finalmente debe señalarse que el valor razonable de una asignación de colación está en relación con los ingresos del trabajador, por tanto, sólo como ejemplo, un trabajador que tiene una remuneración de $300.000 no podría tener una asignación de colación de $100.000 porque en ese caso, al ser una asignación no imponible, el empleador estará incurriendo en evasión previsional ya que no le pagará cotizaciones de salud y previsión por esos $100.000 de colación.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 41 inciso 2° del Código del Trabajo, la asignación de colación no constituye remuneración y, por ende, no es imponible. Por su parte, la jurisprudencia de la Superintendencia de Seguridad Social ha sostenido que aun cuando la asignación de colación haya sido excluida del concepto de remuneración por el Código del Trabajo, adquirirá tal carácter en la medida que la suma otorgada por tal concepto exceda los gastos razonables de colación en que el dependiente debe incurrir para alimentarse durante las horas de trabajo, correspondiendo al inspector del trabajo respectivo calificar esta circunstancia en cada caso en particular. Así las cosas, la asignación de colación no será imponible si su monto dice relación con: a) el valor que normalmente debe pagar el trabajador por el rubro destinado a ser cubierto por esa prestación, b) al rango socio-económico del dependiente, y c) al nivel de remuneraciones del mismo.

(VER: Código del Trabajo, artículo 41 ; Dictamen 592/34 de 26.02.2002)

Fuente: Dirección del Trabajo

 

 

 

2020-10-20T19:27:49+00:00 Categories: Remuneraciones|Los comentarios están deshabilitados en Haberes no imponibles
× ¿Hola, en qué te puedo ayudar?